domingo, 5 de mayo de 2019

Maoyuu Vol. 2 Cap. 1 parte 6


Una vez más gracias a Tanque por hacer la traducción de éstos fragmentos de Maoyuu, y además quiero agradecer a los que todavía siguen este blog a pesar de las inconsistencias.

El Mercante Joven y la Lady Dragón de Fuego avanzan sus negociaciones...
El Héroe y el Rey de Invierno analizan las cartas enviadas por el Continente Central y qué acciones tomarán...

Esta es la sexta parte (u última) del Capítulo 1 del Volumen 2.

Disfruten

Traducción: Tanque

Edición: Nekross

PARTE 6



――El Reino del Lago, un Distrito Rico, una Posada Alquilada por el Joven Comerciante.

Mercante Joven.— Eres demasiado temeraria.
Lady Dragón de Fuego.— ¿Por qué?
Mercante Joven.— Uhh, los humanos no tienen colas.
Lady Dragón de Fuego.— Oh, eso es cierto. Sonríe.
Mercante Joven.— ¿Gusta algo de té?
Lady Dragón de Fuego.— Sería genial que tuvieses un poco de aguardiente… Es bastante frío aquí.
Mercante Joven.— Es mucho más frío aquí que de donde provienes, supongo.
Lady Dragón de Fuego.— Desde que vine aquí, mi cola nunca ha estado caliente. El mundo humano ciertamente es un lugar frío.
Mercante Joven.— Bueno, eso es porque actualmente es invierno.
Lady Dragón de Fuego.— Invierno….
Mercante Joven.— ¿No tienen eso en el Mundo de los Demonios?
Lady Dragón de Fuego.— Nunca había escuchado esa palabra antes. Bueno, aunque entiendo lo que significa. Cuánto más cerca estés de la segunda puerta, más frío está, y mientras más lejos estés, más caliente es. Ese es el Mundo de los Demonios para ustedes.
Mercante Joven abre la puerta.
Mercante Joven.— Mmm… Entre por favor.
Lady Dragón de Fuego.— Muchas gracias.
Mercante Joven.— Entonces, Mi Lady, ¿por qué está aquí?
Lady Dragón de Fuego.— He venido a reunirme con usted, mi Honorable.
Mercante Joven.— ¿Podría dejar de llamarme ‘Honorable’?
Lady Dragón de Fuego.— ¿Entonces cómo debería llamarle?
Mercante Joven.— Mercante.
Lady Dragón de Fuego.— En ese caso, he venido a reunirme con el Mercante.
Mercante Joven.— Huh… ¿Todo el camino desde el Mundo de los Demonios? Espere, ¿usó Teletransportación Mágica? La magia demoníaca es por mucho, más fuerte que la humana, después de todo.
Lady Dragón de Fuego.— Eso no es verdad. De acuerdo con mi padre, la Magia Ceremonial de los humanos antiguos es por mucho más poderosa. Los demonios sólo son expertos en aprovechar las capas superficiales de la magia. Vine al Mundo Humano usando un sello de teletransportación.
Mercante Joven.— ¿Cómo supo dónde estoy? ¿Dónde está el Héroe?
Lady Dragón de Fuego.— No, esto lo hice en secreto, no se lo dije a él. Estoy aquí por mi propia voluntad. Te encontré usando Magia de Rastreo. Es un hechizo muy conveniente. Risitas.
Mercante Joven.— Ciertamente se escucha muy complacida de sí misma.
Lady Dragón de Fuego.— Bueno, he obtenido bastante éxito después de todo.
Mercante Joven.— Ciertamente. Sus habilidades definitivamente me impresionan. Estoy seguro que esto requiere a un tipo de persona capaz de realizar esta tarea.
Mercante Joven.— Bien, entonces, ¿qué tipo de bienes está buscando, Mi Lady?
Lady Dragón de Fuego.— Sal.
Mercante Joven.— ¿Cuánta?
Lady Dragón de Fuego.— No estoy segura. Pero esto es importante.
Mercante Joven.— Qué solicitud tan vaga.
Lady Dragón de Fuego.— Ese por eso qué estoy aquí.
Mercante Joven.— ¿…?
Lady Dragón de Fuego.— Es posible que el volumen de dichas solicitudes se encuentre dentro de su campo de experiencia, por eso he venido a buscarlo.
Mercante Joven.— Hmm.
Lady Dragón de Fuego.— La sal es un bien de lujo en el Mundo de los Demonio. Nos gustaría importar un poco de ella.
Mercante Joven.— ….
Lady Dragón de Fuego.— …. Cola meciéndose.
Mercante Joven.— ….
Lady Dragón de Fuego.— …. Bebe vino.
Mercante Joven.— ….
Lady Dragón de Fuego.— … Esto realmente calienta a uno.
Mercante Joven.— Puede beberse la botella completa.
Lady Dragón de Fuego.— ¿Me ha oído?
Lady Dragón de Fuego.— ¿…?
Mercante Joven.— Sabe que esto es un verdadero dilema, ¿verdad?
Lady Dragón de Fuego.— Soy una chica tonta, pero estoy segura que esto no es un dilema para un experto como usted.
Mercante Joven.— ¿No cree que me está sobreestimando?
Lady Dragón de Fuego.— Una chica inteligente habría recopilado toda la posible información sobre un tema antes de actuar. Pero para que una chica reúna tanta información sobre el tema, requeriría de mucho tiempo y esfuerzo, con probabilidad de que no sea de utilidad para nadie. Éstas son las Lecciones del Dragón que aprendí de mi madre. Para tener la mayor cantidad de comerciantes en nuestras manos, estamos dispuestos a resolver tantos enigmas como sea necesario. Asegurar la ayuda de ustedes los comerciantes serían ciertamente mi mayor honor y orgullo.
Mercante Joven.— Si es sólo sal, entonces no hay problema.
Lady Dragón de Fuego.— … Ahh, siento calidez hasta mi cola. Sonríe.
Mercante Joven.— Realmente ha bebido bastante.
Lady Dragón de Fuego.— El vino en el Mundo Humano realmente es algo.
Mercante Joven.— ¿Es ésta tu primera vez en el Mundo Humano?
Lady Dragón de Fuego.— Por supuesto que lo es. Es una muy preciosa experiencia. Hay demasiadas cosas deliciosas aquí, como el pan. Sin embargo es mucho más costoso de lo que había escuchado, me costó una considerable parte de mis gastos de viaje… Y esta cosa de la iglesia ciertamente es fantástica. Sus himnos y villancicos son algo totalmente distinto.
Ellos tienen ese instrumento, el que es tan grande como un edificio entero[1]. Esa fue realmente una experiencia celestial. Ustedes los humanos ciertamente saben cómo disfrutar las cosas.
Mercante Joven.— … ¿Se quedará en el mundo humano por el momento?
Lady Dragón de Fuego.— ¿?
Mercante Joven.— Para hacer arreglos para la sal.
Lady Dragón de Fuego.— ¿En serio?
Mercante Joven.— Sí.
Lady Dragón de Fuego.— Estoy agradecida.
Mercante Joven.— Sería increíblemente problemático si corrieras algún peligro por aquí.
Lady Dragón de Fuego.— ¿Por la cola?
Mercante Joven.— Sí, bueno, los cuernos también.
Lady Dragón de Fuego.— Los cubriré. Sin embargo, pienso que sería realmente interesante ver la forma en que la gente siente pánico cuando los ve.
Mercante Joven.— ….
Lady Dragón de Fuego.— …. Agita la cola.
Mercante Joven.— Usted
Lady Dragón de Fuego.— ¿?
Mercante Joven.— Su existencia realmente es una llave inglesa entre los engranajes. ¿No cree que todavía hay mucho que no sabemos?
Lady Dragón de Fuego.— ¿Sobre qué?
Mercante Joven.— Desafortunadamente, sobre cooperación.


── El Palacio del Invierno, la Sala de Audiencias.


Se cierra la puerta.
Héroe.— ¡Su Majestad!
Mayordomo.— El héroe ha llegado.
Héroe.— ¿¡Ellos han declarado la guerra!?
Solitario Rey de Invierno.— Eso es correcto. He recibido una Declaración formal de Guerra esta mañana. En la parte superior de ésta, casi al mismo tiempo, he recibido un Decreto Judicial de Excomunión de la Iglesia.
Héroe.— Eso fue bastante rápido.
Senescal.— Me disculpo. Tenía mejores expectativas.
Solitario Rey de Invierno.— No, no tuve elección Las situaciones han cambiado.
Héroe.— ¿Situaciones…?
Solitario Rey de Invierno.— Mmm, estamos en un camino difícil. Empezando con el trigo, los precios de los bienes han aumentado en todos los ámbitos.
Héroe.— ¿Precios? ¿Entonces no podemos comprar comida?
Solitario Rey de Invierno.— Parece ser de esa manera. Puedes escuchar los detalles por parte del Discípulo Comerciante. No estoy completamente seguro sobre las estructuras o razones de esto por mí mismo. Pero básicamente, los precios son dos veces más altos que los del año pasado.
Mayordomo.— Para colmo, también es invierno.
Solitario Rey de Invierno.— Me temo que éste aumento de precios podrían ser maquinaciones de algunos de los superiores de la iglesia. Si el precio del trigo se eleva, los campesinos van a encontrar muy difícil el lidiar con el invierno. Es lo mismo con los mercenarios también… Ellos probablemente intentarán invadir los Reinos Unidos del Sur, saquearnos, y así podrán pasar el invierno. Si esos nobles presumidos a los que no se preocupan en absoluto por el patético estado de sus campesinos empobrecidos no quieren ir directamente a la quiebra, debido a esas alzas inpensables en los precios, tendrán que hacer de ésta una guerra muy breve y decidida. De cualquier manera, esa probablemente es la razón por la que se apresuraron en darnos una declaración tan urgente.
Héroe.— Es eso entonces….
Senescal.— Su majestad, las palabras precisas de la Declaración
Mayordomo.— Permíteme leerlo. Umm. Ejem. En el primer mes del invierno, en la Cuarta Luna, nos detendremos para luchar en los Campos del Norte, dice.
Solitario Rey de Invierno.— Hmph. Ese es un mensaje muy breve.
Héroe.— Diez días.
Mayordomo.— Si no vamos….
Héroe.— ¿Qué sucederá?
Senescal.— Si estamos hablando sobre esta guerra, ya sea que tomemos nota de su Declaración o no, los Ejércitos Continentales Centrales continuarán avanzando.
Si miramos más adelante, esto se convertirá en un asedio. Partiendo de nuestro reino, los Reinos Unidos del Sur hemos construido bastantes fortalezas en preparación debido a la Invasión Demoniaca. Pero, hacia el norte de nuestro territorio, en dirección del Continente Central… En otras palabras, en la dirección por la cual el Ejército del Continente Central nos invadirá en esta ocasión, además de unas cuantas torres centinelas y fortificaciones menores, no tenemos ningún tipo de fortalezas con las cuales podamos enfrentarnos a ellos por un prolongado período de tiempo. Invadirán nuestras Ciudades Capitales y nos demolerán allí.
Solitario Rey de Invierno.— Bueno. Esto se ve como si no tuviéramos otra opción más que aceptar su Declaración.
Héroe.— Ugh, no quiero pelear ¡No quiero pelear!
Solitario Rey de Invierno.— Esta es una guerra entre nosotros, los humanos tontos.
Héroe.— No. Esto Estas son semillas que planté.
Solitario Rey de Invierno.— No. ‘Reconociendo la libertad de los siervos’ es una decisión que fue hecha por la Humanidad. Esta es una guerra para la Humanidad. No hay razón por la que debas asumir esta responsabilidad, Héroe.
Senescal.— Eso es cierto, ¡Héroe!
Mayordomo.— Incluso en este punto, le estamos muy agradecidos, estoy seguro que nos considera una molestia.
Héroe.— No… Eso no es verdad.
Mayordomo.— Héroe….
Héroe.— No lo dije correctamente, pero eso está mal. Tal cosa no es lo que están buscando. Este podría ser realmente el final.
Senescal.— ….
Solitario Rey de Invierno.— Es verdad que reducir nuestro poder militar aquí no nos sirve de nada. Tampoco hace nada el aumentar cualquiera de nuestros Poderes Internacionales[2]. ¿Por qué el Continente Central no entiende eso?
Héroe: (Los que desean la guerra son dictadores. En este mundo limitado, hay quienes no desean la Prosperidad, pero por influencia y creación de su Oligopolio[3] privado… Eso no puede ser negado)
Héroe: (¿Qué harás? ¿Cómo los detendrás? ¿Asesinato, su majestad?… ¡No seas estúpido, Héroe! Eso es igual a cuando fui al Castillo del Rey Demonio. Por lo menos, si tuviera medio año… No, sólo tres meses…)
Héroe: (Por lo menos, sólo un rato más…)
Héroe: (Este aumento de precios es probablemente el trabajo de ese comerciante. Sólo ese chico pudo hacer algo como esto. Debe ser él… Esto tiene que ser. Es probable que no sea sólo él, pero definitivamente algún tipo de papel fundamental en esto… ¿Por qué? ¿Por qué el precio del trigo subió? ¡Ahhh! ¡No entiendo! ¡Por qué la Rey Demonio no está aquí en momentos como éste! Si ella estuviera aquí, ¡ya habría resuelto este problema en un latido!

¿En serio?, ¡pero eres el héroe!

Héroe.— Por qué estoy recordando esto en tal momento….

¿Has pensado ‘hay algo más allá de esa colina’? o ‘¿qué habrá en el lugar al que se dirige este barco?’, ¿esa felicidad, ese sentimiento expectante?

Héroe: (¿Por qué es que en esos momentos de vida o muerte como éste, siempre recuerdo la primera vez que apunté mi espada hacia ella, y ella dirigió esos brillantes ojos hacia mí?)

Por eso quiero verlo.

Héroe.— (Tan indefenso)

Pero precisamente por esto, si todos podemos dar la bienvenida a este “Futuro Alternativo”, no sólo para mí, sino también para los tres mil mundos, esto podría ser otra cosa que nunca antes se haya visto antes.

Héroe.— ---
Senescal.— Héroe.
Héroe: Su majestad, si vamos a la guerra, ¿cómo lucharemos de forma que evitemos el mayor número de pérdidas posible?
Solitario Rey de Invierno.— Lo que el enemigo pretende es algo que se ha hecho múltiples veces. En ese tipo de batallas, dos ejércitos se encuentran en un predeterminado tiempo[4] en este ancho, campo abierto. La estrategia probablemente consistirá en grandes franjas que cargarán uno contra el otro. Si la estrategia, números y equipamiento no son muy diferentes entre ambos bandos, tal batalla probablemente continuará 1 a 2 veces al día.
Héroe.— Una batalla de caballeros, entonces.
Solitario Rey de Invierno.— Por supuesto, no será todo. Para desarrollar la verdadera capacidad y fuerza de los caballeros, extensa preparación podrá ser requerida. Junto a los caballeros habrá soldados de infantería y escuderos. A menos que ocurra un accidente que cause que la batalla se disuelva por completo, tal y como un comandante siendo capturado, esto podría continuar durante días. Ambos lados sufrirán grandes pérdidas y el perdedor deberá ser quien capitule[5].
Héroe.— No quiero que hagamos esos sacrificios, ya sea el ejército de los Reinos Unidos del Sur o incluso el Continente Central.
Solitario Rey de Invierno.— ….
Héroe.— No es un pensamiento realista. Pero es algo que considero esencial.
Solitario Rey de Invierno.— ….
Senescal.— Su majestad….
Solitario Rey de Invierno.— Eso dependerá del clima.
Héroe.— Nieve[6], entonces—.
Solitario Rey de Invierno.— Eso es correcto. Se ha acumulado bastante por aquí, pero en las Llanuras del Norte aún no ha empezado a nevar. Si en ellas empezara a cubrirse de nieve— si la nieve cayera, los planes de guerra también se derrumbarían. La batalla también tendría que ser pospuesta. En esos días, si no nieva y el buen clima continua, no habrá nada que impida esta batalla campal. De lo contrario, si la nieve realmente empieza a caer, en cuanto este cayendo nieve, es posible que podamos encontrar una forma de evitar esta batalla.
Héroe.— Entendido.
Solitario Rey de Invierno.— En el peor de los casos, cuatro semanas. En el mejor, si resistimos dos semanas, la nieve podría caer. Ese es el tiempo que requerimos para soportar.
Héroe.— ¿Podremos hacerlo?
Solitario Rey de Invierno.— … Me encargaré de ello. No perderé esta Guerra de Invierno[7]. Apuesto mi nombre en ello.



Anterior | Índice | Siguiente










[1] Instrumento tan grande como un edificio: Se refiere al órgano. Un tubo es requerido para hacer una nota o calidad de sonido diferente. Para hacer sonidos que abarcan 5 octavas (60 notas) con 5 tipos diferentes de sonidos, son necesarios 60 x 5 = 300 tubos. Además, para producir un timbre de sonido más rico y profundo, un solo sonido puede requerir algunos tubos. Para este propósito, los órganos de tubería a gran escala pueden incluso usar miles de tubos, resultando en la necesidad de un edificio completo para albergar algunos de estos órganos.
[2] Influencia internacional: Se refiere a los varios elementos de poder el cual cada país controla. No sólo se limita al poder militar, pero se extiende hacia lo económico, gubernamental, diplomático, científico, tecnológico e incluso a la influencia cultural.
[3] Oligopolio: Se refiere al estado de Competencia Económica dentro de un mercado. En esta estructura, el mercado completo es controlado por unas cuantas firmas de personas individuales (típicamente 2-3), pero también puede referirse a un estado político donde el país es controlado por unas cuantas personas.
[4] Predeterminado tiempo: En las guerras durante la Edad Media, la capacidad de exploración y de comunicación de un ejército eran muy deficientes. Como resultado, a menudo no podían localizar el enemigo pasaban mucho tiempo buscándose unos a otros. Incluso al saber dónde estaba el otro, esta información tendía a desactualizarse, y era frecuente que cuando los ejércitos marchaban a donde supuestamente el enemigo se encontraba, éste se hubiese ido ya hace tiempo. Como resultado, en lugar de luchar, ambas partes llegaban a retirarse sin parar mientras gastaban grandes cantidades de granos y otros recursos. Con tal de evitar esto, se volvió necesario que los enemigos organizaran la batalla en un momento y lugar predeterminados.
[5] Capitular: Dicho de una plaza de guerra o de un cuerpo de tropas: Entregarse bajo determinadas condiciones.
[6] Nieve: La nieve no necesariamente detiene completamente los movimientos de un ejército. Sin embargo, el frío reduciría la velocidad del movimiento de soldados y también la moral. Si el equipamiento y preparaciones para el frío son inadecuadas, enfermedades como las quemaduras por el frío, congelamiento parcial e hipotermia podrían reducir el número de soldados listos para la batalla. Además, el envío de suministros es complicado cuando los caminos están bloqueados por la nieve, y puede existir el peligro de que se corten los suministros desde el frente. 
[7] Guerra de Invierno: Una guerra que se libra durante el invierno requiere un conjunto muy específico de habilidades de combate. En lugar de soldados de infantería, los soldados de esquí pueden ser desplegados e incluso empleados para el transporte. Dado que los soldados están luchando en ropa pesada de invierno, con los fuertes vientos que causan remolinos de nieve que pueden bloquear su línea de visión, gran parte de tales guerras se lucharon mano a mano en cuarteles cercanos. Como resultado, habrá una diferencia enorme en la capacidad de combate, entre las tropas entrenadas para luchar en invierno y las que no. Incluso en Japón, las Fuerzas Japonesas de Autodefensa (JSDF) tiene divisiones especializadas entrenadas para este tipo de guerras.

1 comentario: