martes, 24 de febrero de 2015

Miedo al Manjuu

Le tengo miedo al Manjuu



Era la reunión de los jóvenes del pueblo. Ellos comenzaron a hablar de qué era lo que tenían uno a uno.

-Yo le temo a las serpientes. No me gustan como se mueven zigzagueando.
-Yo le temo a los tejones. Se convierten en fantasmas.
-Yo le temo a las arañas. Su red es muy pegajosa.
-Yo le temo a los murciélagos. Ellos vuelan en la noche
-Yo le temo a las hormigas. Se mueven sobre líneas.

Todos excepto un joven hombre hablaron de lo que les causaba miedo.
El hombre que estaba acostado en un tatami.

-Sr. Pine. ¿Usted a que le tiene miedo?
-¡Miedo! Yo no le temo a nada.
-¿No le tiene miedo a las serpientes, arañas o fantasmas?

-Por supuesto que no- dijo, sentándose.
-¡Una serpiente! Cuando me de un dolor de cabeza, la ato sobre mi frente. Está fresca. ¡Una araña! La mezclo con natto y la bato. ¡Un murciélago! Hago una sombrilla con él. ¡Las hormigas! Las agrego al arroz como si fueran semillas de sésamo.

De repente se paró de hablar.

-¿Que es lo que ocurre?- preguntó uno de sus amigos.
-Recuerdo una cosa a lo que le temo.
-¿Qué es? Dime a qué es lo que le temes.
-Yo... Yo, le, temo, al, man... Manjuu. Yo le temo al manjuu.
-¿Manjuu? ¿Que tipo de animal es?
-No es un animal. Lo venden en las dulcerías. Oh, el sólo pensar en él me hace sentir enfermo.
Su cara se volvía cada vez más pálida.
-No me puedo quedar sentado más. ¿Me podrían preparar una cama en el cuarto contiguo?

Se fue a la cama, cubriéndose la cabeza con las sábanas.
Viendoo y escuchando, los demás discutieron y decidieron el jugarle una broma.
Algunos de ellos fueron a comprar Manjuu en el pueblo y regresaron con manjuus de muchos tipos. Manjuu de sake, de las aguas termales, de soba, de castaña, rojos y blancos, para funerales, de carne, y muchos otros.
Secretamente los pusieron en una bandeja de madera, los llevaron cerca de la cama y esperaron a que el hombre los notara.

-Oiga, Sr. Pine. ¡Despierte! Es hora que terminemos esta reunión.
-Ya veo. Me levantaré, pero no me digan más.
-Muy bien, nunca lo volveremos a mencionar.

Se escuchó un llanto del otro cuarto.

-¡Oh, Dios mío! Son manjuus. Tantos manjuus.

Todos en el cuarto contiguo estaban satisfechos de escuchar el llanto.

-¡Que malos son! ¿Por qué me quieren hacer daño? Rompieron su promesa. Le tengo miedo a los manjuu. Mucho, mucho miedo.

Mientras más fuerte se lamentaba, más se reían de él.

-Oh, este es un manjus de sake. Tengo miedo. miedo...
-Oh, este es un manjus de castaña. Tengo miedo, miedo...
-Oh, yo le temo a todos los manus. Delici... Miedo

Los bromistas notaron que había algo raro con la víctima y espiaron el cuarto.

-Se ve feliz. Esta comiendo los manu. Fuimos engañados por él. Oye, Sr. Pine. ¿A que es a lo que le teme?
-Le tengo miedo a una taza de delicioso té verde.


__________________________________________________________________________________

Este es un cuento tradicional japonés, no recuerdo porqué lo busqué (bueno alguna vez hicieron referencia a él, donde decían que le temían a una taza de té verde), pero aquí se los dejo.

Pueden consultar la versión en inglés y en japonés aquí

Esta obra tiene unas palabras muy peculiares que muchos podrían no conocer, les dejo el vocabulario:
Tatami
Manjuu
Sake

No hay comentarios:

Publicar un comentario