viernes, 14 de agosto de 2015

58 Fugitivos - Ascenso del Héroe del Escudo

Mas tarde editaré los 

58 Fugitivos


    —Umuu……. (Melty)

    Estoy observando la situación detrás de un arbusto.
    Han pasado varias horas desde que recogía al a segunda princesa. Ya que hay una villa cerca, necesitamos ser extremadamente cuidadosos.
    Cerca, está la villa que fue plagada por el cadáver del dragón no hace mucho. Parece ser verdad lo que nos dijo el caballero.   

    —El Demonio del Escudo, Naofumi Iwatani masacró a los guardias imperiales y secuestró a la segunda princesa mientras escapaba. Lo queremos vivo o muerto. La recompensa- (Caballero)

    En el tabloide[1] dentro de la villa estaba pegado un pedazo de papel que tiene la gran cantidad de dinero de recompensa declarado por el soldado del castillo.
    ¿En serio esto es sólo unas horas después de aquello? Parece que estaban demasiado preparados para esto.
    Sabía que esto era un montaje desde el comienzo.
    Por alguna razón, ellos también asumían que maté a esos caballeros que atrapé.

    Lo escuché.
    Si te atas una bomba y cargas, entonces irás al paraíso.
    Estos tipos están poniendo tales locos pensamientos en práctica.

    —¡Los Caballeros Guardas Imperiales han memorizado una imagen del criminal! Los Caballeros Imperiales que trajeron la esfera de cristal al castillo también murieron después de terminar su trabajo. (Soldado)
   
    Además, parece que se está proyectando de la esfera de cristal un holograma de mí. Mi cara estaba distorsionada con maldad, y estoy estrangulando por el cuello a la segunda princesa, que también parece estar sangrando.
    …… ¿Acaso es posible alterar hasta ese punto?
    ¿Debería evitar a toda costa las esferas de cristal en el futuro?
    Aunque ella se ve muy saludable a pesar de estar al borde de la muerte……
    Cuando veo de cerca la cara de la segunda princesa, a pesar del hecho de que ella está siendo estrangulada, su expresión es más de sorpresa que de dolor.
    Por cierto, el país de Silt Welt está al sur de Shield Freiden, que está al noreste de donde nos encontramos.
    Parece que será necesario que crucemos dos países, una distancia considerablemente mayor a la de antes.
    De alguna manera hemos logrado avanzar sin que nos descubran.

    —Si ven al demonio que tiene un extraño pájaro jalando su carruaje, contacten al país inmediatamente. (Soldado)

    La esfera de cristal muestra la imagen de Firo, y su expresión es la de un pájaro de caza escupiendo veneno de su pico.
    Eso es bueno. Puedo usar el veneno ya que ellos pusieron eso en la farsa.
    Aunque esto va a ser un problema, ya que Firo es nuestro principal medio de transporte.
    Tal vez tengamos que dejar a Firo en algún lugar.

    —Entonces, Firo, entiendes ¿Verdad? (Naofumi)
    —¡Noo~! (Firo)

    Mientras terminaba de explorar la villa, fui con Firo para decirle.
    Si continuamos dejando que Firo jale el carruaje, ella atraerá mucha atención.
    Si lo peor llegara a pasar, Filo tendría que abandonar el carruaje y salir corriendo con su máxima velocidad.
    Ellos tendrían un muy mal rato tratando de atraparla, pero nosotros perderíamos todo.
    Por lo que le tuve que explicar la situación.
  
    —No lo podemos evitar, es porque destacas mucho. (Naofumi)

    En el sentido de que ella es un monstruo inusual.
    Después de todo, ella es la razón por la que soy conocido como el Santo del Pájaro Sagrado.
   
    —¿Qué no puede Firo sólo transformase en un forma diferente antes de que pase cualquier cosa?¡Firo se esforzará! (Firo)
    —¿Cómo vas a- (Naofumi)

    El cuerpo de Firo comienza a brillar y se comienza a transformar.
    De todas formas ella jalará el carruaje en su forma humana.
    Su cuello y pies comenzaron a alargarse.

    —¡Gueeee! (Firo)

    Firo se ha transportado en un Filo Rial normal que parece un avestruz.
    Bueno, el tamaño es considerablemente más grande que el de un Firo Rial promedio, creo.

    —¿Puedes mantener esta figura? (Naofumi)
    —¡Gueeee! (Firo)

    Ella asiente.

    —¿Solo puedes trinar en esa forma? (Naofumi)
    —¡Gueeee! (Firo)
    —Ya veo. (Naofumi)

    Creo que estamos bien si ella puede mantener esta apariencia.

    —¡Firo-chan es sorprendente! (Melty)

    Los ojos de la segunda princesa destellan mientras ella juega con Firo.

    —Gueeee…  (Firo)

    De todas maneras este chirrido agudo es mejor que su hocico tóxico.

    —Cuando estés en esa forma mantente callada. (Naofumi)
    —¡Guee! (Firo)

    Mi cabeza fue agarrada por su pie.
    Naturalmente, ya que Raphtalia y Firo en raras ocasiones me atacan, ellas olvidan que eso viola la maldición de esclavo.
    El sello de demonio brilla y Firo rueda en el suelo con dolor.
  
    —¿¡Gueee!? (Firo)
    —¿¡Firo-chan!? (Melty)
    —En serio, ¿Qué es lo que no te gusta? (Naofumi)
    —¡No uses violencia en Firo-chan! (Melty)
    —No lo hice. La marca de maldición solo se activó porque ella me atacó. (Firo)

    Aunque ella es algo adorable en esta forma, su comunicación es burda.  
    Parece que esto es por mis pensamientos de “Sería agradable si tuviera una mascota que me escuche incondicionalmente y no sea ruidosa”.
    Firo regresa a su forma humana y comienza a llorar como una niña.

    —¡Eso duele! (Firo)
    —Tú lo pediste. Aún si entiendes. Los monstros no pueden atacar a sus amos. (Naofumi)
    —Uee…… (Melty)

    La segunda princesa está extremadamente preocupada por Firo.
    ¿Es porque ellas son amigas?

    —Por el momento, estaré asumiendo que estás de acuerdo con disfrazarnos. (Naofumi)
 
    Hasta ahora, he estado bien escondiéndome como el santo, por lo que de alguna manera funcionará.

    —Raphtalia…… ¿Puedes hacerte ver un poco más andrajosa[2] y usar un sombrero? (Naofumi)

    Así, la princesa y yo nos escondimos dentro del carruaje mientras la Firo transformada y Raphtalia disfrazada se encargaban de pasar por la villa

    —Ah…… (Aldeano)

    La mirada de Raphtalia se cruza con las del aldeano.

    —…… (Raphtalia)´
     —…… (Aldeano)

    Pasamos en silencio.

    —…… (Aldeano)
    —…… (Raphtalia)

    El carruaje de metal pasa la villa mientras los soldados vigilan.

    —Espera. (Soldado)

    Fuimos detenidos.

    Comienzo a prepararme para ser encontrado; deberíamos de ser capaces de lidiar con la gente de esta villa.

    —E- está bien. ¿Qué pasa? (Raphtalia)
    —El otro lado de tu carruaje tiene la marca de un ala. Se parece a la de ese pájaro del demonio…… (Soldado
    —N-no. Yo solo soy una comerciante. (Raphtalia)
    —Joo…… ¿Puedo confirmar que hay en el interior? (Soldado9

    Esto es peligroso.
    El soldado pone su mano en la puerta del carruaje.
    ¿Qué hago? Puedo estar bien ya que estoy vistiendo ropa común y mi escudo está en la forma de un libro, pero la princesa será reconocida inmediatamente.
  
    —¡Ah! (Aldeano)

    El aldeano que cruzó la Mirada con Raphtalia habló de repente.

    —¿¡Qué pasa!? (Soldado)

    El soldado se da la vuelta para encarar al aldeano.

    —Escuché que alguien vio hace rato al demonio del escudo por allá. (Aldeano)
    —¿¡En serio!? (Soldado)

    El aldeano asiente con su cabeza.
    El soldado comienza a correr en la dirección indicada por el aldeano.

    —Por aquí. (Aldeano)

    El aldeano toca la puerta del carruaje.
 
    —Apresúrense, antes de que sea tarde. (Aldeano)
 
    Parece que él nos va ofrecer un lugar para escondernos.
    Que hacemos…… el soldado engañado regresará pronto y eso sería un desastre.

     —Por favor vayan. Yo lo mantendré ocupado. (Aldeano)

    —Pero- (Naofumi)
    —Había planeado hacer esto desde el inicio. (Aldeano)
    
    ¿Con que era eso?
    La segunda princesa y yo nos bajamos del carruaje, y cuando llegamos a la casa, la cubro con un mantel mientras el aldeano nos guía.

    —No había nada. (Soldado)
    —¿Ja? ¿Me equivoque? (Aldeano)
    —No, tú reportaste como se te ordenó y también diste detalles. Él solo se logró escapar. (Soldado)
    —Ya veo. (Aldeano)

    El aldeano termina de engañar al soldado y él revisa el carruaje.

    —Hmmm…… Solo hay abarrotes[3]. ¿Esto es medicina? (Soldado)
    —Si, un aventurero me pidió que las transporte. Jajaja. (Raphtalia)

    Mientras estaba disfrazada, Raphtalia responde con una débil sonrisa.

    —Ya veo, bueno, perdón por molestarla. (Soldado)
    —No, está bien. (Raphtalia)
 
    El soldad ose aleja a patrullar por otra parte.
    El aldeano le señala a Raphtalia la dirección del hotel y ella responde obedientemente.

    —Hmm…… (Naofumi)
  
    Estábamos observando desde la ventana de una casa privada.
    Yo estaba muy nervioso.
    Eso fue muy peligroso. Si el aldeano hubiera elegido no ayudarnos, habría habido una revuelta.

    —¿Santo-sama, está usted bien? (Aldeano)
    —Ah, sí…… de alguna manera. (Naofumi)
    —Después de que Santo-sama salvó a la villa, notamos que en realidad eras el Héroe del Escudo-sama. (Aldeano)
    —¿Y ustedes no me condenan? (Naofumi)
    —¿¡Condenar!? De ninguna manera. El santo salvo a la gente de esta villa. No hay manera de que te pagáramos la amabilidad con enemistad. (Aldeano)
    —…… ¿Estamos a salvo? (Melty)

    La segunda princesa pregunta con ansiedad.

    —¿Te vas a aliar con el demonio? (Naofumi)
    —Hemos recibido varias cosas de la Iglesia de los Tres Héroes. Pero el Demonio del Escudo amablemente no salvo del desastre que el Dios de la Espada causó. (Aldeano)

    La pelea en este lugar fue difícil. También aprendí varias cosas de esta villa.
    Parece que la villa todavía se está recuperando de los efectos póstumos de la plaga.

    —Aunque tal vez te llamen un demonio, bajo circunstancias normales, nosotros hubiéramos estado peor si no te devolvemos el favor. (Aldeano)

    El aldeano apunta a la segunda princesa quien estaba por preguntar.

    —Esta es solo una pequeña conspiración. (Naofumi)
    —Bueno, está bien si la princesa estuvo de acuerdo. (Aldeano)

    La princesa asiente a las palabras del aldeano.

     —Actualmente hay esos dentro del país que están tras mi vida. El Héroe del Escudo-sama me salvó…… (Melty)

    El aldeano asintió en entendimiento con la respuesta de la princesa.

    —Entiendo. Aunque algunos de nosotros podrían ser malagradecidos. Por lo que deberían escapar rápidamente. (Aldeano)
    —…… Lo sé. (Naofumi)
    —Hay una carreta en la parte de atrás que está cargada con paja. (Aldeano)
    —Estoy agradecido. (Naofumi)

    Graicas a los aldeanos que llevaron la carreta de paja y distrajeron al soldado, fuimos capaces de reunirnos con Raphtalia.

    —Como pensé, con este carruaje estamos en grave peligro. Dejémoslo y cambiémoslo por algo más. (Naofumi)
    —¿¡Gueee!? (Firo)

    La Firo Transformada me informa de su desacuerdo.
    Su cuello está tambaleándose adelante y atrás.

    —¡Gue! ¡Gue! (Firo)
    —¡No lo podemos evitar! ¿Quieres que nos encuentren y nos capturen? La segunda princesa, Mel-chan será asesinada. (Naofumi)
    —Gu…… (Firo)

    Firo renuentemente se calla al mencionar el peligro en el que está la vida de la segunda princesa.
    Parece que ella se ha vuelto una amiga importante para que a Firo le interese tanto……

    —Eres buena Firo. Puedes dejar las cosas importantes por tu amiga. (Naofumi)
    —¿Gue? (Firo)

    La acaricio con cariño.
    Aún si no entiendo lo que ella está diciendo, ella eligió correctamente.

    —Lo siento. ¿Te importaría cuidar de mi carruaje? (Naofumi)
    —…… No te preocupes. (Aldeano)

    El aldeano parece entender la situación y acepta.

    —Estaré muy agradecido. (Naofumi)
    —Ya has hecho mucho por nosotros. (Aldeano)
    —Ya veo. Muy bien, segunda princesa, van aquí y cámbiate la ropa. Seremos descubiertos inmediatamente con lo que estás vistiendo ahora. (Naofumi)
    —E-- ……está bien. (Melty)

    La segunda princesa no parece muy feliz con la idea de vestir ropa abarata, pero dadas las circunstancias ella no tiene opción.
    Parece que la ropa de aprendiz del aldeano apenas le queda.
    Probablemente es porque el aldeano no tiene hijos.
    Comparado con la vestimenta usual de la segunda princesa, ahora parece una  andrajosa niña de la aldea.
    Aunque una bien criada ya que el pelo azul sólo está asociado con niños nobles.
    Bueno, me puedo preocupar por eso mientras estemos viajando. No tenemos razón para descartar su ropa original
    Aunque será un poco incómodo estar la cargando a todas partes

    —Llena las bolsas con productos misceláneos. (Naofumi)

    Pongo las coas más caras dentro de la carreta de paja y las cubro.
    Cualquier cosa que haga bulto es regalado a los aldeanos.
    Deberíamos estar bien yendo por dos semanas de esta manera. Estas cosas serán útiles para el renacimiento de la villa.

    —Muy bien, vámonos. (Naofumi)
    —Okay. (Melty)

    Nos vamos silenciosamente de la villa mientras los aldeanos nos despiden.
    Bueno, de todas maneras fuimos vistos por otro aldeano.
    Después de eso, nuestra mejor apuesta será el evitar pueblos y aldeas tanto como sea posible.
    La carreta hacía ruidos mientras comenzamos a escapar por el noreste.
    Si es posible, espero que la villa no sea castigada por ayudarnos.





[1] Tabloide: Periódico de dimensiones menores que las ordinarias, con fotograbados informativos.
[2] Andrajoso, sa: Usar una prenda de vestir vieja, rota o sucia.
[3] Abarrote: Artículos para el abasto. Productos de la canasta básica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada