jueves, 6 de agosto de 2015

56 Demonio del Escudo - Ascenso del Héroe del Escudo

56  Demonio del Escudo


    —Continuemos ambulando. (Raphtalia)
    —Ajá… Los gastos de viajar y el costo de las armas pueden ser muy grandes. (Naofumi)
    —Pienso lo mismo. (Raphtalia)  
—Aunque nuestros gastos de comida para cierto pájaro son mayores. (Naofumi)

    La razón de Comida por Kilometraje de nuestro pájaro no puede ser ignorado, pero su potencia es sorprendente. Alimentar a un monstro es ridículo, la cantidad bruta mínima requerida es imposible de sostener.
    Por lo que antes de que sea usado todo mi dinero, necesito ganar más.
    Deberíamos estar bien vendiendo cosas en las villas y pueblos donde nos quedaremos.
    Mientras estaba pensando en eso, nuestro deleite comienza, pero……

    —¡Finalmente los alcancé! (niña)

    Estamos en el atardecer.
    La maldita niña del castillo nos alcanzó.
    Mientras ambulaba, decidí que nos quedaríamos en un hotel.

    —Que mocosa tan persistente. (Naofumi)
    —¡Todavía no hemos terminado de hablar (niña)
    —Como sea. Es sobre tu padre ¿y qué? (Naofumi)
    —¿¡Y qué!? ¡Apestas! (niña)

    La cara de esta maldita niña se vuelve roja instantáneamente. Que chiquilla tan emocional.
    Es molesta e histérica.

    —Mi padre está enojado con el escudo. (niña)
    —Ya veo, que bien. (Naofumi)
    —No, ¡no lo es! (niña)

    Que mocosa tan molesta.
    Después de decidirnos en qué lugar quedarnos, pago las tarifas del hotel. Quiero ignorarla, pero ella es muy insistente.
    Me pregunto qué tan lejos piensa perseguirme. Quiero preguntar solo para estar seguro.

     —¿qué pasa? (Firo)

    Firo se aburrió de jugar en un lugar cercano y regresó. Por cierto, aún si un miembro del grupo derrota a un monstruo lejos de nosotros, todavía obtengo algo de experiencia.
    A veces, todas esas ganancias minúsculas de experiencias boquean mi vista mientras estoy vendiendo.
    Aunque Firo me trae materiales bajo el pretexto de que son souvenirs.

    —Ah…… (niña)

    La maldita mocosa se detiene y mira a Firo de nueva cuenta.

    —¿Tú eres el Filo Rial que jalaba la el carruaje? (niña)
   —Sí, así es. (Firo)
    —Eres diferente a todos los demás Filo Riales que conozco. Es mi primera vez viendo a uno que parece una niña. (niña)

    Para ser justos, solo un puñado de personas ha visto realmente una Reina Filo Rial. Tal vez seamos los únicos en el país.

    —Amo, ¡necesitabas algo? (Firo)
    —¡Estamos hablando! (Naofumi)
    —Empieza desde el inicio. (Firo)

    Firo ha estado hablando con ella desde que se vieron.

    —¿No deberías estar trinando? (niña)
    —Nop, Firo puede hablar palabras~
    -Guau…… ¡Genial! (Niña)
    —Ejeje, soy genial. (Firo)

    La maldita mocosa se acerca a Firo y la toca.
    Parece que a Firo no le importa.
    Oh, probablemente sus edades mentales sean similares.
    …… Puedo aprovechar eso.

    —Si Firo está de acuerdo, ella puede usar su forma de Filo Rial y ustedes dos pueden ir a jugar juntas. (Naofumi)
     —¿¡En serio!? (Niña)
Si, vayan a jugar hasta que queden satisfechas y luego regresen. (Naofumi)
—¡Yay~! (Firo)

La maldita mocosa acaricia a Firo con una sonrisa.

—Amo, ¿Qué hay de Firo? (Firo)
    —Juega con la niña. Te ordeno que no la lastimes. (Naofumi)
    —¡Yay~! (Firo)
 
    Firo ensilla[1] a la pequeña mierda en su espalda.
    Su expresión resplandece inmediatamente.

    —¡Yaay~! ¡Está muy alto! (niña)
    —¡Vayamos a jugar!
    —¡Okay! (Firo)

    Se van juntas felizmente.
    Los caballeros las persiguen con expresiones confusas.

    —Finalmente vuelve a estar tranquilo. (Naofumi)
    —Naofumi-sama, tu expresión en este momento es muy malévola. (Raphtalia)
    —No hay problemas. Esa maldita chiquilla probablemente va a olvidar cualquier resentimiento que tenga después de esto. (Naofumi)
    —Maldita chiquilla…… Naofumi-sama, ¿te desagradan los niños?
    —No particularmente. Si me desagradaran entonces te habría abandonado a ti y a Firo hace mucho tiempo. (Naofumi)
    —Bueno, eso es verdad. (Raphtalia)

    La odio porque ella me está acusando.
    Quisiera evitar cualquier fricción que pueda surgir.

    —Cuando entremos al país vecino, ellos deberían desistir. (Naofumi)

    Si ella es una entusiasta de los animales y solo juega con Firo, entonces estará bien.

    —…… Eso creo. (Raphtalia)

    Ese día, Firo no regreso sino hasta muy tarde.
    Parece que ellas estaban muy emocionadas por tener una nueva amiga y jugaron mucho. Bueno, es bueno que ellas estén felices por ello.
    Por cierto, el nombre de la maldita mocosa es Mel-chan.

    A la mañana siguiente.
    Después de comer un desayuno ligero, no vamos rápidamente del hotel. En el camino:

    —¡Espeeeeraaaaaaaaaaaa! (Mel-chan)

    Fruño el ceño y pongo la palma de mi mano sobre mi cara.
    Ya me había olvidado de esta tipa cuando partimos esta mañana.

    —Ah, es Mel–chan. (Firo)

    Ya que Firo se detuvo, me bajé del carruaje para recibir a la maldita mocosa.

    —¡Deberías estar contenta, Firo-chan! ¡No tendré que hacer que el Héroe del Escudo se disculpe si podemos jugar! (Mel-chan)
    —Lo siento. ¿Ya terminamos? (Naofumi)
    —¡No te disculpes conmigo, hazlo con mi padre! (Mel-chan)


    Que molesta.
    No puedo lisiar con ella.

    —Si no te disculpas, nadie será perdonado. (Mel-chan)

    O eso dice ella, mientras el caballero detrás de ella desenfunda su espada.
    ¿Quieres pelear?
    ¿Contra un Héroe?
    De repente me doy cuenta.
    Este tipo…… Él no me está viendo.
    Siendo escalofríos recorrer mi espalda.
    Este mal presentimiento y situación me recuerdan de mi cuando fui engañado por esa perra.
    Este entorno con el que me encontré en los meses pasados que estaba cargado con la intención de hundir a otro en la desesperación.
    Cargo contra el Caballero al instante.
    Y mi premonición se hace realidad.
    El caballero estaba apuntando su espada hacia la maldita mocosa.

    —¿¡Kyaaaaaaaaa!? (Mel-chan)
    —¡Escudo Asalto Aéreo! (Naofumi)

    La maldita mocosa comienza a gritar. Inmediatamente conjuro Escudo Asalto Aéreo para interceptar.

    —…… ¿Qué diablos estás haciendo? (Naofumi)

    Me paro en frente de la maldita mocosa y miro intensamente al enemigo.

    —¡Tú, Escudo! ¡Cómo te atreves a tomar a la princesa como tu rehén! (Caballero)
    —¿Ja?

    ¿Princesa?
    Sin importar a quién estés cuidado, ¿No es raro que le llames princesa?
    La maldita mocosa parece saber que algo está pasando y su cara se torna azul.

    —¡El escudo es malo! Lo he sabido desde el principio. (Caballero)
  
    El enemigo nos ataca mientras dice eso.
    Protejo a la maldita mocosa jalándola para tenerla cerca.
    Gakin, el chocar del metal resuena por los alrededores.

    —Maldición……

    El enemigo comienza a conjurar magia que hace llover fuego.
    No se puede evitar. Cubriré a la maldita mocosa con mi manto para protegerla de la magia.

    —¡Tú!...... ¡Demonio del Escudo! (Caballero)
    —¡Firo, Raphtalia! (Naofumi)
    —¡Okay! (Raphtalia)
    —¡Oka~y! (Firo)

    Y por mis instrucciones, Raphtalia y Firo cargan contra el enemigo.
    Justo mientras contraatacamos, el enemigo retrocede cabalgando caballos.

    —Tontos. (Naofumi)

    El la potencia de las piernas de Firo sobrepasa a los caballos. Uno de ellos sale volando instantáneamente.

    —¡Guaaaaaaaaa! (Caballero)
    —¡Ah, es el demonio! (Caballero 2)

    Adicionalmente, perseguimos al enemigo y continuamos atacando. Uno, dos, muchos fueron capturados, pero pocos de ellos lograron escapar.

    —¿Qué diablos les pasa a estos tipos? (Naofumi)
 
    ¿No eran los guardianes de la maldita mocosa?
    Una princesa, ¿ja?
    No tengo opción más que hacer unas preguntas aquí.
    Les pregunto a los enemigos que están atados por cuerdas.

    —Ahora, ustedes bastardos, díganme porqué están tratando de matar a una niña. Solo la razón. (Naofumi)
    —Como si tuviera algo que decirle a un demonio. (Caballero)
    —Jooo…… (Naofumi)

    Demonio, ¿Ja? Ha pasado tiempo desde que me han dicho eso directamente.
    Sin importar quién, siempre es Héroe del Escudo.

    —Tú. ¿Entiendes que les estará pasando a ustedes? (Naofumi)

    Le doy instrucciones a Firo.

    —¿Comida? (Firo)

    Las caras de los enemigos se vuelven azules.

    —Me sacrificaré a mí mismo a Dios…… Dios me guiará al paraíso. (Naofumi)

    …… Religión.
    Contra este tipo de fanáticos, las amenazas no funcionarán.

     —Oye, chiquilla, ¿tienes alguna idea? (Naofumi)

    La maldita mocosa sacude su cabeza con miedo.

    —Dime, ¿En qué religión creen? De todas maneras será algún dios estúpido. (Naofumi)
    —¡La Iglesia de Tres Héroes! ¡Maldito Demonio! ¿Te atreves a burlarte de Dios? (Caballero)

    Como pensé. Estos tontos no pueden soportar cuando se burlan de su religión.
    Ahora, si puedo manipularlos hábilmente con insultos, puede que sea capaz de sacarles algo de información.

    —La religión de este país. (Raphtalia)

    Raphtalia murmura a sí misma.

    —¿La conoces? (Naofumi)
    —Este país cree mayormente en las enseñanzas de los Tres Héroes. Yo no creía porque mis padres eran de una religión diferente. (Raphtalia)
    —…… Entonces este tipo solo está usando la religión como una herramienta para ganancias personales. (Naofumi)
    —Ah, si. (Raphtalia)

    Encuentro un Accesorio que parece un Rosario en las personas que ató Raphtalia.

    —Voy a colocar esto en el suelo. (Naofumi)
    —Jah…… (Raphtalia)

    Que extraño símbolo. Tres armas están apiladas una sobre otra.
    ¿Espada, Lanza y Arco?
    Que alineación tan desagradable de armas.

    —Ahora, pisaré esta herramienta si ustedes no hablan obedientemente. (Naofumi)
    —¡Pa-paraaaaaaaa! (Caballeros)

    Los gritos del enemigo me detienen.
    Eso fue muy rápido……
¿Es tan importante este pedazo de metal?
    En vez de algo especial, solo me recuerda a un accesorio de moda, y ni siquiera tiene algún efecto especial.
    Aunque ese puede ser el caso porque la gente de mi mundo comienza guerras por religión.

    —Miren esto. (Naofumi)

    Piso repetidamente el símbolo extraño con mi pie.
 
    —¡Demonio del Escudo! ¡Dios nunca perdonará tales actos! (Caballero_)
    —Lo sé, ahora apresúrate y dime porqué estabas tratando de matarla a ella. ¿O es esa toda la fé que tienes? ¿Ja? (Naofumi)
    —Maldición…… (Naofumi)

    Es lo opuesto a un aprueba de lealtad.
    Ya que este tipo me reconoce como un demonio, él no se quedará quieto mientras hago actos barbáricos.  

    —Si cantas de detendré. (Naofumi)
    —No escucharé a nada de lo que un d-demonio diga. (Caballero)
    —Ah, ya ceo. (Naofumi)

    Piso fuertemente sobre el símbolo para que se hunda en el pido.

    —¡Bastardoooooooooooo! (Caballero)

    Hmm…… Me pregunto qué pasó.
    —¿Finalmente se dio cuenta de su posición?

    —Hey, chiquilla, ¿de todas maneras quién es este tipo? (Naofumi)
    —Aauh…… (Mel-chan)

    La maldita mocosa todavía parece estar recuperándose del miedo de casi ser asesinada.

    —Mel-chan. Amo y Firo están aquí por lo que vas a estar bien. (Firo)
    —…… Firo-chan. (Mel-chan)

    La maldita mocosa recupera la compostura, me mira, y murmura.

    —Uhm. Estas personas son los caballeros de mi padre. (Mel-chan)
    —Eso me recuerda, ¿Quién es tu padre? (Naofumi)
    —¿Padre? (Mel-chan)
    —Si, ¿De qué familia noble eres? (Naofumi)
    —Umm. (Mel-chan)

    ¿No es nobleza? ¿Entonces qué es?
    Ella se ve considerablemente muy bien criada, ¿es ella la hija de un mercante famoso?
    ¿La hija del comerciante de accesorios? Aunque no debería de haber razón de la malicia si ese es el caso.
    …… De la manera en que hablaba este tipo y su comportamiento, su padre debe ser muy poderoso y respetado.
    Todavía creo que ella es la hija de algún noble.

    —Padre es el rey de este país. (Mel-chan)
    —…… ¿qué? (Naofumi)
    —Aultcray = Merlomark el 32do. Yo soy Melty = Merlomark…… La princesa de este país. (Melty)

    Y así, de alguna manera me he envuelto en una conspiración ridícula.



[1] Ensillar: anticuado; Elevar, entronizar a alguien. Entronizar: Colocar en el trono, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada