viernes, 20 de noviembre de 2015

Capítulo 02: El aullido y la locura del tonto

Spirit Migration

Capítulo 02: El aullido y la locura del tonto


Con el calabozo pobremente iluminado, un gran lagarto, de aproximadamente 180 centímetros, se encontraba caminando.

Después de que “Él” había explorado el primer piso, él pensó sobre explorar los pisos más abajo, por lo que él fue al segundo piso con el cuerpo de una rata grande. Entonces “Él” se topó con un gran lagarto que se alimenta de radas y fue comido. Por eso es que él poseyó al gran lagarto, usando su cuerpo para explorar el segundo piso.

—(Ah, encontré unas monedas. Recojámoslas)

En el segundo piso del calabozo, los monstruos que aparecían eran lagartos gigantes y perros demonio que han mutado de los perros salvajes. A diferencia de las ratas gigantes que no forman grupos, parece que los perros demonio se mueven en grupos de tres a cinco. Los lagartos gigantes no tienen una personalidad activa, por lo que no se mueven mucho en el calabozo y esto los hace difíciles de encontrar.

Los perros demonio, con su alta movilidad, parecen útiles para explorar el calabozo, sin embargo, tal vez porque la sensibilidad de los perros demonios es muy alta, o tal vez porque están demasiado asustados de los lagartos, cuando él se encuentra a los perros demonio, ellos huyen antes de que se pueda acercar demasiado, por eso todavía no poseía a uno de ellos.

Hay rastros de manos humanas que han tocado el piso y las paredes, ya que a diferencia del primer piso, el segundo piso no tiene luces. Está completamente obscuro. En las escaleras que conectan al segundo piso, había una luz tenue en la salida del primer piso hacia el segundo piso.

De vez en cuando había hongos que brillaban y musgo, cosas que se convertían en pequeñas fuentes de luz, pero, generalmente los aventureros que venían preparaban de antemano sus propias fuentes de luz.

—(Oh, es un humano…… o al menos, la mitad de lo que queda; parece que no ha pasado mucho tiempo.)

 Ocasionalmente, él veía lo que eran los restos de las víctimas cerca de la entrada de este piso (el segundo), quienes subestimaban los peligros del calabozo. Como era de esperarse, la oscuridad combinada con las jaurías de perros demoniacos incrementaban mucho el peligro.

—(Hay uno, dos…… seis frascos pequeños de pociones mágicas restantes. El báculo está roto ¿no es así?)

En estas situaciones donde vienen solos, o si vienen con en grupos, después de unos días de haber muerto, los aventureros se convierten en esqueletos y dejan caer su equipamiento.

Si el cadáver esqueletizado del aventurero se queda dentro del calabozo durante algún tiempo, se convertirá en un guerrero esqueleto como un monstruo, pero, en los pisos más arriba la concentración de magia es poca y pasan muchos aventureros, así que es raro ver uno (guerrero esqueleto).

Hay aventureros que toman misiones para recoger los cadáveres que son abandonados por los camaradas de otros, pero si los cadáveres visten equipamiento, usualmente éstos serían robados después lo harían pasar como si el cuerpo hubiera sido asaltado por los monstruos. Si ese fuese el caso, el recoger el cuerpo se hace imposible.

—(También está el cadáver de un monstruo, esto es una moneda y esto…… ¿es un anillo?)

“Él” quien estaba explorando el calabozo sin nada en que aferrarse, solo estaba caminando por doquier mientras recolectaba objetos de los monstruos y  humanos que le parecían útiles.

Comparado con el primer piso, había muchas más cosas dentro de los pasillos, la mayoría de esas eran armaduras rotas, fragmentos de gemas y también monedas. Las armas y flechas que todavía no estaban rotas fueron guardadas en el almacén de otra dimensión. Estos se convertirán en objetos importantes por el bien de la comunicación.

De vez en cuando, él también recolectaba adornos como anillos o aretes, frecuentemente los adornos salían de las barrigas de otros monstruos. Para dejar que el lagarto coma, él detiene su control sobre el lagarto y le da libertad. Hubo una vez que comió una rata gigante y unos aretes no disueltos salieron de su panza. Justo como el broche perdido de aquella ocasión. Parecía que a los monstruos les gustaba comer gemas que tienen mucho poder mágico imbuido.

“Él” hizo una oración silenciosa al mago aventurero que se había convertido en una víctima, se dio la vuelta, y él vio una linterna meciéndose en la distancia. Podría ser su primer contacto con humanos desde hace tiempo. “Él” estaba pensando eso mientras veía la luz, por lo que comenzó a caminar.

 Aún si él fuese cazado de inmediato, él no podía ignorar sus sentimientos de querer encontrarse con otros humanos.

En el rincón del cuarto, no muy lejos de la entrada al segundo piso bajo tierra del calabozo, había un grupo  que no podía moverse porque uno de ellos estaba lastimado.

Ellos eran un grupo de cinco con dos instructores y tres en formación de la sociedad de aventureros, estaban entrenando dentro del calabozo y estaban en un examen de promoción para los estudiantes, pero porque se volvieron descuidados, uno de los instructores se hirió gravemente mientras protegía a uno de los reclutas.

Para empeorar las cosas, el que estaba herido era el curandero del grupo y ellos estaban rodeados por una jauría de perros demonio, estando una situación de estancamiento donde no se podían mover descuidadamente y la situación solo se volvía más peligrosa ya que el número de perros demonio seguía incrementando.

Con su fuerza, una aventurera, una guerrera, podía pasar la jauría de perros demonio e ir por auxilio, pero ella no podía hacer eso mientras protegía al curandero herido y a los tres reclutas. Por eso ella no los podía dejar por su cuenta.

—Lo siento…… Porque bajé mi guardia.
—No te culpes por nada, no fue tu culpa.

La mujer espadachín había formado un combo con el curandero, quien tenía mucho conocimiento técnico, y ella estaba protegiéndolo mientras él se recargaba contra la pares. Ella estaba planeando una estrategia. En el momento en que estaban siendo el objetivo de la jauría de diete perros demonio.

—No hay otra opción más que reducir sus números y dejar que los reclutas vayan por ayuda.

--Y, en ese momento, uno de los perros demonio comenzó a aullar y encaró al pasillo hacia la izquierda como si hubiera notado algo. Cuando vio a un lagarto gigante aparecer mientras gateaba hacia ellos, entonces con un fuerte “Tsu!” se dejó cargar contra la jauría de perros demonio.

Normalmente los lagartos gigantes no harían algo como eso, y como su los perros dijeran — ¿¡Qué demonios!?—, ellos fueron golpeados y lloraron — ~yawangyawan.

Sin dejar pasar la oportunidad, la mujer espadachín mató a todos los que estaban distraídos y le giró órdenes a los reclutas.

—¡Vayan si todavía pueden! Si piden ayuda de los oficiales de la asociación ellos vendrán rápidamente para ayudarlos.
—Qu- ¡Sí!

Los tres reclutas corrieron escalera arriba con el objetivo de ir al primer piso. Ellos no estaban muy lejos de las escaleras, por lo que ellos deberían de llegar ahí sin problemas.

Aún si son inmaduros, juntos no deberían tener problemas en el primer piso. Frente a la entrada del calabozo siempre estaba un grupo de rescate para cuando alguno de los de la asociación de aventureros esté en peligro, por eso deberían de ser capaces de pedir ayuda rápidamente.

Después de ver que los reclutas salieron corriendo, la mujer espadachín mató a otro perro demonio que le había dado la espalda y estaba distraído por el lagarto gigante, pero el curandero estaba rodeado de monstruos. Dos perros demonios estaban mordiendo al lagarto gigante, sin embargo ellos solo estaban gruñendo ya que parecía que sus colmillos estaban atascados en las duras escamas. De los tres que quedaban, uno estaba rodeando detrás del lagarto gigante y los otros dos, que tenían como objetivo al curandero, fueron abatidos por la mujer espadachín.

El perro demonio que estaba detrás del lagarto gigante fue golpeado por la cola del lagarto y se cayó grandiosamente.

—(Ya que no hay muchos monstros que se mueven en grupos, sería un problema si te quedas pegado a mí ------ Hmmm, ¿Oh?

“Él”, quien quería la movilidad de los perros demonio, estaba planeando poseer uno de ellos y había medio dejado al lagarto gigante, pero comenzaron a venir figuras humanas inesperadamente desde el calabozo. Tres formas humanas que se estaban acercando a la luz. Ellos eran los reclutas que se habían ido para pedir ayuda.

Ya que “él” era un espíritu, él no tenía problemas con ver en la obscuridad, los ojos de un humano normal solo podían ver tan lejos como hasta donde llegaba la luz. Ellos se detuvieron al borde de la luz que había encendido el curandero y los observaban desde las sombras.

—(Me pregunto qué estarán haciendo)

Sintiendo algo perturbante de los reclutas, “Él” solo sacó su cabeza del cuerpo del lagarto gigante y comenzó a observarlos.

La lucha entre los perros demonio y el lagarto gigante, los dos aventureros, uno de ellos un curandero herido y la otra, la mujer espadachín, que lo estaba protegiendo. Los tres reclutas de la escuela de aventureros estaban viendo desde la pared, envueltos en obscuridad, cómo la mujer espadachín estaba lidiando con los dos perros demonio. Uno de los reclutas comenzó a susurrar a los otros dos.

—Oigan, ¿en verdad vamos a hacerlo?
—Por supuesto, intentar llamar a alguien por ayuda, definitivamente seremos reprobados.
—Herimos a un instructor, de seguro nos van a multar, si lo manejamos mal puede que nos expulsen.

    Si ellos pudieran pasar el examen de esta ocasión, ellos serían capaces de aceptar misiones simples de la asociación de aventureros, pero si ellos fuesen a ser expulsados de la escuela de aventureros, ellos no serían capaces de obtener ayuda de la asociación. Entonces el camino para ser un aventurero se haría excesivamente difícil.

Que un instructor muera durante un examen no es una cosa rara. La cosa escalofriante sobre los calabozos es que aún los aventureros experimentados no sabían qué es lo que podía pasar. Si ellos podían silenciar a los dos aventureros, entonces ellos podrían volver a hacer el examen en otro día, con eso como plan, los tres reclutas apuntan por una apertura en la defensa de la mujer espadachín. También está el lagarto gigante que se entrometió, ellos lo observaban pensando que no iría hasta ellos después de obtener la carne de dos perros demoniacos.

—Bien, si la mujer espadachín comienza su batalla con el perro demonio, nosotros la atacaremos.
—Sí, aun si no lo hacemos, solo tenemos que crear una abertura. Entonces los perros demonio la terminarán.
—No se siente bien, pero es por el bien de nuestro futuro……

Eventualmente la mujer espadachín se acercó hasta cierta distancia y blandió su espada contra el perro demonio.

—Ahora.

Cuando lo tres de ellos alistaron sus armas, ellos simultáneamente brincaron de la obscuridad para asaltar a la mujer espadachín desde atrás. El curandero que los notó por sus pisadas, sentía peligro de los ojos y aura de los reclutas. Para poder asistir a su compañera, él disparó magia para cegarlos con el poco poder mágico que le quedaba. El destello, que explotó frente a ellos robándoles la visión, detuvo a los reclutas de actuar.

—…… Tch ¡Ustedes!

Notándolos junto al destello detrás de ella, la cara de la mujer espadachín se tensó. Sin embargo, justo ahora ella estaba ocupada con dos perros demonio por lo que ella no podía luchar con ellos por el momento. Viendo eso, dos de ellos se mueven hacia la mujer espadachín con su arma en mano, mientras que uno de ellos se movió para asestar el golpe de gracia al curandero.

—¡Tú! ¡Pinche sobreviviente!

El momento en que la espada fue levantada frente al curandero, el lagarto gigante rugió mientras todavía era mordido por los perros demonio, comenzó a moverse con una velocidad inimaginable y cuando los tres estaban pensando sobre la acción inesperada, él realmente mordió. El recluta perdió su balance y rodó en el suelo. Inmediatamente cerca de los dos reclutas restantes, con un gruñido, los perros demonio los atacaron. Ya que dos de los perros demonio se cansaron de intentar morder las escamas del lagarto gigante, ellos entonces comenzaron a atacar a los tres reclutas. El recluta que fue mordido en el cuerpo y que cayó se convirtió en el objetivo del tercer perro demonio que estaba mordiendo la cola del lagarto gigante, él apresuradamente se levantó  con su espada hacia el perro demonio. Ya sea por coincidencia o porque era necesario, los tres reclutas que intentaron silenciar a los aventureros ahora estaban peleando con los tres perros demonio restantes mientras la mujer espadachín se encargaba de los otros dos, haciendo que parezca que los tres la estaban respaldando.

Nació un frente unido donde cuatro humanos pelean contra cinco monstros aun cuando ellos estaban en una situación complicada. Mientras, el lagarto gigante que parecía excéntrico desde el momento que apareció se acercó mientras gateaba hacia el curandero que estaba contra la pared. La mujer espadachín estaba preocupada por el curandero, pero ella no se podía distraer mientras encaraba a dos perros demonio. Los lagartos gigantes usualmente no atacan a los humanos, sin embargo, no cambia el hecho de que es un monstruo.

—(Para ti.)

El lagarto gigante se acercó tanto como si fuera a abrazar al curandero, abrió su hocico y un pequeño frasco cayó del hocico. El curandero lo levantó mientras lo veía con sospecha. Dentro del frasco había un agua mágica de alta calidad que todavía no era usada. Como su nombre dice, agua que ha sido imbuida con poder mágico, se puede convertir en un ingrediente para varias medicinas mágicas. Si fuese a ser consumida directamente, uno podría recuperar su poder mágico, es agua muy útil.

—¿Esto es, para mí……?

El lagarto gigante sacudió su cuerpo como si respondiera la pregunta. El número de frascos que salieron rodando eran tres en total. Con esto, sería suficiente para recuperar dos veces el poder mágico del curandero. Gracias al agua mágica, el curandero fue capaz de curar sus heridas y se unió a la pelea contra los perros demonios. La pela terminó momentáneamente después de eso.

Los aventureros que se especializan en curación son de primer grado entre los aventureros, ellos no se pueden comparar con otros como los reclutas. Después de la batalla contra los perros demonios, los tres reclutas fueron abrumados y suprimidos. Ellos eran de ser regresados desarmados y atados por su asalto. Al principio, la mujer espadachín quería que los ejecutaran ahí mismo, pero el curandero la calmó y la hizo acceder a dejarlos ser juzgados cuando regresaran.

—No creo que ellos tengan el derecho de quejarse aún si ellos fuesen a ser ejecutados aquí mismo, ¿cierto?
—Su esos con mentes débiles se quedan mucho tiempo en el calabozo, ellos comenzarán a salirse de control. Es una cosa que pasa mucho.

Los tres reclutas deprimidos eran pecadores por tratar de matar a sus examinadores.

Cuando ellos estaban yéndose del lugar, el curandero, viendo al lagarto gigante que estaba levantando un cadáver de perro demonio, se sentía perplejo. La mujer espadachín también pensó que era una cosa rara cuando ella escuchó que el lagarto gigante la salvó a ella, pero habiendo visto sus acciones, no solo podía reírse y olvidarlo.

—Ese lagarto gigante, ¿qué es lo que era……?
—Déjame ver…... Alguna vez él era una mascota, es lo que no puedo evitar pensar.

Viendo atrás por una última vez, el curandero vio que el lagarto gigante estaba viendo hacia él y estaba meneando su cola.

—(Entones, creo que los perro demonio fueron exterminados~…… Entonces tendré que moverme con lagarto-kun por ahora.)

Después de ver que se fueran los dos aventureros y los tres reclutas pecadores, “Él” puso los objetos imbuidos con magia en la otra dimensión, entonces él le regresó el control al lagarto gigante que había trabajado duro el día de hoy. Esta vez “Él” notó que después de haber salvado a esos dos aventureros, él tenía un sentido de sus valores de bien y mal. Sus memorias guardadas y el vago sentimiento la conciencia de sí mismo era como siempre, pero él había ganado nuevos recuerdos y conocimiento en ese día.

—(Espero que pueda salir a ver el exterior algún día.)

-----En el calabozo cerca del pueblo de Barass, de vez en cuando un monstruo que salva a aventureros aparee.


Esto estaba siendo susurrado entre los aventureros un poco después de eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario