martes, 21 de abril de 2015

30 Habilidad de Transformación - Ascenso del Héroe del Escudo

30 Habilidad de Transformación


     —¡Oyaji! ¡Oyaji! ¡Oyaji! (Naofumi)

   Toqué la puerta cerrada de la Tienda de Armas una y otra vez.
   Después que ello el disgustado tipo de la tienda de armas abrió renuentemente la puerta.

   —¿Por qué de repente viene el hermano del escudo? La tienda cerró desde hace rato. (Oyaji)
   —¡No es eso! (Naofumi)

   A Oyaji le mostré a Firo quien había vestido en mi manto.

   —Hermano, no vengas a presumir porque conseguiste a un buen esclavo. (Oyaji)
   —¡Te equivocas! (Naofumi)

   ¡Ese Oyaji, quién cree que soy!
   Si es el yo que piensa Oyaji, parecía que lo podría matar sin culpa alguna.

   —Amo? ¿Qué ocurre? (Firo)
   —Tú mantente callada. (Naofumi)
   —De ninguna manera. (Firo)

   ¡Maldición! ¿¡Qué diablos está pasando!?
   Después de eso el pánico no tenía fin.
   Ese Traficante de Esclavos, él tenía su boca abierta colgando mientras señalaba. Sus hombres también estaban impactados como para decir alguna palabra.
   También Raphtalia se quedó sin palabras.
   Firo en verdad quería estar a mi lado por lo que se convirtió en humana.
   Para cuando me di cuenta, ya la había llevado a la tienda de Oyaji.

   —Aa, aachúu (Firo)
   ¡Puf! ¡Criiiiii!

   Ella se transformó y escuché el sonido mientras se rompía manto con la que la cubrí.
   En un momento Firo se cambió al cuerpo de una Reina Filo Rial (pendiente).
   ¡Este pájaro! Los mantos no son gratis, ¿sabes?

   —Que… (Oyaji)

   Oyaji también se quedó sin palabras. Alzó la mirada para ver a Firo.
   Firo regresó a su forma humana, y agarró mi mano. Una cosa que parecía un mantel cayó encima de su cabeza.

    —¿…Entiendes la situación? (Naofumi)
    —S… Sí. (Oyaji)

    Oyaji nos guió dentro de la tienda con una cara complicada.

    —Entonces, la razón por la que viniste hacia mí, ¿Es por equipamiento para esta chica? (Oyaji)
    —Dejando a un lado el poder defensivo, ¿No hay alguna vestimenta que no se rompa aunque ella se transforme? (Naofumi)

    Sabía que era absurdo mientras le preguntaba a Oyaji.

    —¿¡Quiero decir porqué ella se transforma!? (Naofumi)
    —Hermano, cálmate un poco. (Oyaji)

    Tiene razón. Pensando tranquilamente ¿Por qué Firo se está transformando en una humana?
    Tal vez eran los restos de su verdadera forma pero había alas saliendo de su espalda. Ella era una chica rubia de ojos azules por lo que se parecía un poco a un ángel.
    Además de eso, ella era tan bonita que su cara parecía una pintura.
    Se veía como de 10 años de edad. Su físico era como el que tenía hace tiempo Raphtalia.
    Guuuu…
    Un gruñido fuerte, clásico de una barriga vacía.

    —Amo, tengo hambre. (Firo)
    —Aguántate (Naofumi)
    —No-oh (Firo)

    ¡Ku! Qué diablos está pasando.

    —Por ahora, ¿quieren comer lo que estoy por cenar? (Oyaji)

    Oyaji dijo eso mientras traía una olla de la parte trasera de la tienda. Parecía una sopa.

    —Pa- (Naofumi)
    —Siiiiii, gracias por la comida. (Firo)

    Firo arrebató la olla de las manos de Oyaji y se la tomó, la olla entera.

    —Mmm... no sabe tan bien. (Firo)

    Le regresó la olla a Oyaji.
    Oyaji me miró, sorprendido.

    —Umm, lo siento. (Naofumi)
    —... Hermano, invítame a comer después de esto.

    Sentí que más y más infortunio me esperaba en el futuro.

    —Cierto... Creo que tengo algunas ropas para demi-humanos que tenían poderes de transformación pero... quiero decir, ve a una tienda de ropa, hermano. (Oyaji)
    —¿Me estás diciendo que vaya a una tienda de ropa donde no me conocen a estas horas de la noche con una chica completamente desnuda? ¿Además de que la chica se puede transformar en un monstro? (Naofumi)
    —... Es verdad, espera un segundo. (Oyaji)

    Busca, busca, Oyaji buscó en el fondo de la tienda.

    —No sé si le cabrá la talla, y son unas ropas extrañas por lo que no esperes mucho. (Oyaji)
    —Lo entiendo. (Naofumi)

    Al final, Oyaji tomó algo de tiempo antes de regresar.

    —Lo siento. Ninguna de la ropa parece que aguantará después de que ella se transforme. (Oyaji)
    —¿¡Qué, qué fue eso!? (Naofumi)

    Esta era mi última opción, qué debería hacer ahora. ¿Me estás diciendo que no hay ropa para esta chica joven que me mira amorosamente y hace contacto conmigo?
    Con esto, la reciente buena fama que he ganado va a ir en un declive pronunciado.

    —Amo. (Firo)
    —¡No te transformes! (Naofumi)

    Aún si tengo que usar la cresta mágica, no tendré opción más que prohibirle que se transforme en humano. Un monstruo que se transforma en humano debe ser muy raro.

    —De ninguna manera. (Firo)

    Ku... ¿¡Qué es lo que quiere hacer esta niña!?
    Además, ella va totalmente en contra con lo que le digo.
    ¿Es su fase de rebeldía? No debería permitírsele a ella entrar en su fase de rebeldía sólo unos días después de haber nacido.

    —Porque... si estoy en mi verdadera forma, amo no se dormirá conmigo. (Firo)

    Firo apretó mi mano que estaba agarrando y sonrió con toda su cara.

    —...¿Por qué tenemos que dormir juntos? (Naofumi)
    —Porque me siento solita. (Firo)
    —Ahh... cómo decir esto, Hermano. La tienes difícil, ¿huh?. (Oyaji)

    Aunque no vine a este mundo para cuidar niños...

    —Ahora que lo pienso, ¿Donde está Raphtalia? (Naofumi)
    —Al fin los alcancé. (Raphtalia)
    Raphtalia entó a la tienda respirando agitadamente.

    —De repente saliste corriendo... estaba buscándote. (Raphtalia)
    —Ah... lo siento. (Naofumi)
    —Ahhh, Raphtalia onee-chan. (Firo)
(NdT: Onee-chan, hermana mayor, literalmente Hermana (mayor) Raphtalia)

    Firo saludó felizmente sacudiendo la mano.

    —No te daré a Amo ¿ok? (Firo)
    —¿¡Qué está diciendo esta niña!? (Raphtalia)
    —No me darás, yo no soy tu cosa. Más bien ustedes son mías, cierto. (Naofumi)

    En el sentido de que son esclavas.

    —Bueno, por ahora veré si hay un ropa sastre para ella por lo que váyanse por hoy. (Oyaji)
    —Cierto, siento mucho esto. (Naofumi)
    —Gracias por la comida~ (Firo)
    —Hombre... te las arreglas para sorprenderme una y otra vez, chico. (Oyaji)

    Dejé la tienda de armas y comencé a ir cansadamente hacia el hotel cuando Raphtalia me llamó.

    —Ah, ese tra-... el vendedor de monstruos me pidió que regresaras. (Raphtalia)
    —¿Hm? Entiendo. (Naofumi)

    Regresamos a la carpa y el traficante de esclavos, quien estaba esperándonos, salió a encontrarnos.

    —Bueno, ese fue un desarrollo sorpresivo. Sí. (Traficante de Esclavos)
    —Sí. (Naofumi)
    —Entonces, ya entendí por qué los avistamientos de los reyes filo riales son tan raros. (Traficante de Esclavos)
    —¿Oh? ¿Lo descubriste? (Naofumi)
    —Sí. Quiero decir, creo que Héroe del Escudo-sama también será capaz de entender. (Traficante de Esclavos)

    ¿Qué? El traficante de esclavos está usando una manera de hablar con rodeos.

    —¿No entiendes? (Traficante de Esclavos)
    —... No, así que dime. (Naofumi)

    El traficante de esclavos señaló a la Filo de forma humana quien estaba usando una capa rota.

    —Los Reyes Filo Rial tienen una alta habilidad de transformación, por lo que se transforman en filo rial regulares para evitar que los vean los humanos, eso es lo que creemos. (Traficante de Esclavos)
   
    Ya veo... ellos tienen el poder de transformarse y esconderse para que las personas no se den cuenta de que son los jefes de los filo rial al verlos. Ellos podrían usarla (la habilidad) para transformarse en humanos.

    —Bueno, bueno, el ser capaz de ver con mis propios ojos el rey filo rial que rara vez puede ser estudiado, estoy conmovido con la gran habilidad para criar monstruos de Héroe-sama. Sí. (Traficante de Esclavos)
    —¿Qué? (Naofumi)
    —El criar a un filo rial normal en reina... ¿Qué método de crianza usaste para criar a una reina hiciste? (Traficante de Esclavos)

    …Entendí la meta del traficante de esclavos. Este tipo quiere escuchar cómo criar  filo rial reales de mí para producirlos en masa.
    Debe de ser una clase muy rara de monstruo, además de su poder de transformación. Él los criará con el costo mínimo y los venderá a precios muy altos para una ganancia enorme.

    —Creo que es el poder del legendario Escudo, creo. (Naofumi)

    Deducí que el poder de la corrección de crecimiento la crió a esta altura, de lo contrario no sería digno de ser legendario.

    —Cuando Héroe-sama es así de vago, me hace sentir escalofríos. ¿Cuánto deberé pagar para hacer que me enseñes? (Traficante de Esclavos)
    —¡Eso no es lo que quiero decir! (Naofumi)
    —Bueno, entonces te regalaré un filo rial más, entonces por favor inten-  (Traficante de Esclavos)
    —¡Me rehúso! (Naofumi)
   
    Si fuesen a incrementar aún más, mi cartera no aguantará. Ya tengo que hacer algo sobre la ropa de Firo, si mis gastos de comida incrementan más será completamente indecoroso.

    —Jaa... pensando en cualquier otra posibilidad, creo que está eso. (Naofumi)
    —Qué era, si gustas. (Traficante de Esclavos)

    Uu... los ojos del traficante de esclavos están brillando.
    Se siente desagradable.

    —La alimenté con carne del gran monstruo que fue derrotado durante la ola, por lo que no puedo negar la posibilidad que eso la afectó. (Naofumi)

    Bueno, aunque yo pienso que eso suena ridículo.
    Pero ella sí comió la carne que quimera por lo que no estoy diciendo mentiras.

    —Hmm... Entonces no se puede evitar. (Traficante de Esclavos)

    El Traficante de Esclavos no creyó en eso tampoco, pero no quería hacerme enojar por lo que retrocedió.

    —Voy a darte a un filo rial en cualquier momento, así que por favor intenta criarlo. Sí (Traficante de Esclavos)
    —Se es posible quisiera rechazarlo pero... (Naofumi)
    —Si lo crías para que sea fácil de majar entonces el dinero se apilará. (Traficante de Esclavos)
    —Hm, si no estoy muy ocupado lo pensaré. (Naofumi)

    Con esa única frase, me hice más consciente de que soy un mezquino.
(NdT: Mezquino: en el sentido de que es renuente a gastar, aunque tenga suficiente dinero)

    —¿Ya terminaste de hablar con él? (Raphtalia)
    —Sí. (Naofumi)
    —Por cierto ¿qué vamos a hacer? (Raphtalia)
    —¿Sobre qué? (Firo)

    Firo fue atraída por la conversación por lo que tenía un digno de interrogación sobre su cabeza.

    —Sobre tu tratamiento. (Naofumi)
    —Voy a dormir junto al Amo~ (Firo)
    —¡No te dejaré¡ Raphtalia)
    —¡Aahh no es justo! Raphtalia onee-san, estás tratando de quedarte para ti misma al amo~ (Firo)
    —¡No, no lo estoy! (Raphtalia)

    Porque cosa se están peleando...

    —Muy bien, entonces Firo se dormirá en el establo adyacente al hotel. (Naofumi)
    —¡De ninguna manera! (Firo)

    Un pájaro se me reveló claramente.

    —¡Voy a dormir con el amo! (Firo)

    … esto es lo mismo que un niño que tiene un berrinche porque quiere dormir con sus padres.

    —Ya veo, ya veo, no se puede evitar. (Naofumi)
    —¿¡Naofumi-sama!? (Raphtalia)
    —Aún si la rechazo, ella solo seguirá siendo egoísta por lo que debería encontrar un arreglo entre las dos, ¿cierto? (Naofumi)
    —Bueno... sí pero... (Raphtalia)
    
    Raphtalia murmuraba como si no estuviera satisfecha.

    —Pero asegúrate de no estar desnuda frente a las demás personas. (Naofumi)
    —¡Okaaaay! (Firo)

    ¿En verdad entiende? Bueno, como sea. Rezaré que el dueño de la tienda de armas pueda hacer algo el día de mañana, no hay nada que hacer mientras más que regresar al hotel.
    Regresé al hotel, pagué al dueño por una semana más y regresé a mi cuarto.
    Estudiando o mezclando pociones... el tiempo libre había desaparecido cuando Firo se transformó en humana.

    —¡Yay! ¡Una cama suave~! (Firo)

    Le advertí a Firo quien estaba brincando sobre la cama y decidí dormir temprano.

    ...¡Está caliente!
    ¿¡Por qué está caliente!?

    —uuu... (Naofumi)

    Mi cuerpo no se mueve como yo quiero.
    ¿Qué está pasando?
    Con miedo abrí mis ojos y vi que el mundo era de un blanco puro.
    Estaba envuelto en alas.

    —Zzz… zzz… (Firo)

    ¡Esta cama está respirando!
    Lentamente me levanté para ve que no estaba durmiendo sobre una cama. Estaba encima de la panza de Firo después de que ella regresara a su verdadera apariencia.
    Casi al mismo tiempo, el cuerpo original de Firo rodó mientras dormía, cayéndose de la cama mientras me abrazaba como a una almohada.

   —¡Despierta! ¡Pájaro gordo! (Naofumi)

    ¿Quien dijo que podías regresar a tu forma original?

    —Nooooooo… (Firo)

    Esta tipa está hablando aunque está en su verdadero cuerpo.

    —¿¡Qué- qué estás haciendo!? (Raphtalia)

    Raphtalia me gritó mientras estaba medio dormida.
   
    —¡Oh, Raphtalia, ayúdame! (Naofumi)

    Esta tipa no se despierta aunque la golpee. Mi poder de ataque es muy, muy bajo.

    —¡Despierta Firo! (Naofumi)

    Firo rodó en el piso.
    Rechina rechina rechina
    Estaba escuchando un mal ruido viniendo del piso. Con sólo piso de madera, estaba cerca de ceder.

    —¡Levántate! (Naofumi)

    Pero, Firo me seguía sofocando y no mostraba señales de despertar.

    —¡Despiértate ahora! (Naofumi)

    Raphtalia forzosamente levantó el ala de Firo que me estaba sofocando.
    No desaproveché la oportunidad y de alguna manera conseguí escapar.

    —suspiro… apenas des de mañana y esto ya es terrible. (Naofumi)
    —¿Nnya? (Firo)

    Firo se dio cuenta de que no estaba y abrió sus ojos.
    Firo me vio que,  junto a Raphtalia, la mirábamos fijamente e inclinó su cabeza.

    —¿Qué pasa? (Firo)
    —¡Primero regresa a tu forma humana! (Naofumi)
    —Eeeeh. Me acabo de despertar. (Firo)

    ¡Ku! ¡Esto es lo último que quería hacer pero no se puede evitar!   
    Usé la magia estatus y elegí al ícono monstruo, y en la opción de restricciones elegí la parte que decía que mis órdenes eran absolutas.
    Si hago esto ella no será capaz de ir en contra de cualquier orden que haga.

    —¡Conviértete en humana! (Naofumi)

    Encaré a Frio y emití una orden.

    —Eeeehh… Quiero dormir con Amo un rato más. (firo)

    Después de hace algo en contra de mi orden la marca de maldición en la panza de Firo apareció.

    —¿Eh? (Firo)
    —Si no me obedeces entonces va a doler. (Naofumi)

    La brillante marca de maldición roja se  propagó por el cuerpo de Firo.

    —Nooooo… (Firo)

    Algún tipo de patrón se veía en el ala de Firo. Eso voló a la marca de maldición y, con un zumbido, la marca se detuvo.

    —¿huh? (Naofumi)

    Revisé el ícono de monstruo. Por alguna razón la parte con las opciones de restricciones que tenía elegida, se había desactivado.
    Traté de revisar de nuevo, pero aún si experimentaba con ella, no cambiaba.
    ¡Maldición! Compré un monstruo porque obedecería mis órdenes.
    Traficante de Esclavos… Voy a tu lugar ahora mismo, por lo que limpia tu cuello y espera.

(NdT: Te voy a cortar la cabeza, por lo que limpia tu cuello y espera; una frase común en Japón, es algo similar a decirle a alguien —Eres hombre muerto.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada